sábado, 8 de agosto de 2009

Grasa contra grasa

Hay una nueva esperanza para curar la obesidad... sólo hay que esperar unos años a que los experimentos con ratones resulten exitosos y que haya permiso para hacer experimentos en humanos y que el gobierno norteamericano apruebe el tratamiento. Serán unos años de espera pero no deja de ser interesante.

Los mamíferos tenemos dos tipos de células que guardan grasa, las células adiposas cafés y las células adiposas blancas. Las células adiposas cafés convierten la grasa en calor de manera que en realidad "queman" grasa en lugar de acumularla, como lo hacen las células blancas. Los mamíferos que hibernan poseen este tejido café. En el caso de los humanos, estas células están presentes en los bebés pero al parecer desaparecen conforme crecemos... al menos eso creíamos.
Recientemente se descubrió que los adultos humanos conservamos algo de ese tejido adiposo café.