domingo, 23 de mayo de 2010

El Gran Telescopio Milimétrico en funcionamiento este año

Hace 12 años se puso la primera piedra de este controversial proyecto.

El Gran Telescopio Milimétrico (GTM) es una antena parabólica de 50 m de diámetro que hará observaciones en longitudes de onda milimétricas. Está ubicado en el Volcán Sierra Negra en el estado de Puebla.

Si bien el proyecto es muy ambicioso y su conclusión y operación le dará grandes oportunidades a los astrónomos observacioneles mexicanos, este proyecto tuvo un inicio controvertido. Desde hace 15 años los astrónomos mexicanos sabían que requerían nuevos instrumentos para las generaciones de astrónomos por venir. Pero lo que decidó cuál sería el proyecto que se llevaría a cabo no fue un arbitraje científico o una consulta a la comunidad de astrónomos, sino un juego de política que culminó con el apoyo económico para el Gran Telescopio Milimétrico. Con la cantidad de dinero que México le dedica a la ciencia no es posible invertir en varios proyectos de esta magnitud de manera simultánea.

El desarrollo del GTM ha sido observado por la comunidad científica mexicana, no sólo por ser un gran proyecto de ciencia si no por su accidentada historia que ha retrasado varias veces el proyecto. Hay incluso quienes dudan que pueda funcionar a toda su capacidad. Por supuesto, los involucrados en el proyecto son optimistas y esperan que el instrumento esté listo en octubre y que comience a realizar observaciones en el 2011. Al final, como sucede en la ciencia, serán los hechos los que hablarán por este proyecto.